Las irrupciones cutáneas de la hormigonera
Fecha Viernes, 06 marzo a las 17:26:06
Tema Villaturiel


Los síntomas de la crisis no dan motivo para la esperanza, salvo que la Duquesa de Alba insiste en que todavía tiene formigueo por lo bajero por más que sus herederos malicien que eso tiene que ser una alergia. Una irrupción cutánea, que dice Belén Esteban.
Por mucho que el alcalde rojo le ventanee a la presidenta nacional de la Diputación, a través de la reja, como dios manda, que si nada más conocerse se empiezan a manometer les acabará saliendo una irrupción cutánea y no arreglan la crisis ni para los que sacan dieces y medio en las oposiciones.
Vuelvo al suco, que me esnorté; que la crisis hace estragos en los jubilados de la ciudad pues al pararse las obras del ladrillo vagan como alma en pena por las calles buscando un albañil al que capatacear y decirle que si poco cemento echa, que si la plomada va torcida, que si que buenos canteros eran los rojos que iban con los de regiones devastadas.
Es tan grave la cosa que se ha detectado que las obras de la Universidad vienen a vigilarlas especies de jubilados que crecían en los ecosistemas de Pinilla y Eras de Renueva. Los que tenían obra que vigilar en la Lastra están empezando a ser un problema grave por su voracidad pues se han visto colonias de ellos buscando hormigoneras por Villarrodrigo y Villaturiel, algunos caminan tanto que se tienen que sujetar la hernia con chapas de Anaical y hay un par de ellos que llevan las tiras de ponerse en la orina para lo de la próstata metidas en la petaca que tenían para el tabaco de cuarterón.
Y vosotros, ventaneando.
FETIVAMENTE / Fulgencio Fernández

FUENTE: LA CRONICA







Este artículo proviene de Portal de Villaturiel
http://www.villaturiel.com