La Fundación del Patrimonio inicia la excavación arqueológica en la basílica de
Fecha Viernes, 26 junio a las 00:31:18
Tema Villaturiel


Esta labor de campo y los datos que se extraigan de ella, destinados a definir la intervención futura sobre las ruinas, servirán para determinar la evolución del conjunto arquitectónico.

FUENTE: LEONOTICIAS.COM

La Fundación del Patrimonio Histórico de Castilla y León ha dado comienzo a la primera fase de la excavación arqueológica de la basílica paleocristiana de Marialba de la Ribera, en la localidad de Villaturiel, así como de tres estudios más que resultan necesarios para la definición de las futuras actuaciones, una vez recibida la autorización por parte de la Junta de Castilla y León para acometer estos trabajos.

La excavación abarcará una superficie de más de 2.000 metros cuadrados y se ha encargado a un director científico y a una empresa leonesa con un equipo de trabajo, compuesto por tres arqueólogos y al menos una docena de trabajadores, además de una especialista en epigrafía, historiadores medievalistas, dos especialistas en antropología física y un arquitecto técnico. El trabajo comprende sondeos perimetrales, la excavación de zonas no excavadas en el entorno inmediato y la limpieza, descubrimiento y reexcavación de los sectores excavados entre 1967 y 1969.

Esta labor de campo y los datos que se extraigan de ella, destinados a definir la intervención futura sobre las ruinas, servirán para determinar la evolución del conjunto arquitectónico, reconstruir la secuencia de estratos, establecer los diferentes usos y funciones en el tiempo, conseguir una visión global de todo el yacimiento y conocer la evolución material entre la Antigüedad y la Edad Media.

La Fundación del Patrimonio Histórico ha contratado tres estudios más, cuya evolución estará condicionada por los avances en la excavación arqueológica. El estudio geotécnico facilitará los datos más precisos sobre la tipología del suelo y sus características esenciales. También, está previsto estudiar los materiales de construcción de la basílica y un levantamiento topográfico y fotogramétrico.

La previsión inicial es que los trabajos de excavación se prolonguen durante al menos cuatro meses. Después se completará la documentación fotográfica del conjunto excavado antes de protegerlo de nuevo y volver a vallarlo. Una vez cerrada la excavación, se redactarán los estudios complementarios y la memoria que detalle el fruto de estos trabajos.

Primera fase de la excavación

Esta primera fase de la actuación en los restos de la basílica de Marialba de la Ribera supone una inversión de 233.000 euros. La Fundación del Patrimonio Histórico dirige los trabajos y aporta 186.000 euros, el 80 por ciento del presupuesto. Los trabajos cuentan también con la colaboración de la Diputación de León y el Ayuntamiento de Villaturiel, que se han comprometido a aportar el 20 por ciento restante del presupuesto.

Los restos arqueológicos de la basílica paleocristina de Marialba de la Ribera fueron excavados y estudiados a mediados del siglo XX y actualmente se encuentran, en parte, a la intemperie y sin condiciones adecuadas para el acceso y visita pública. El abandono, el paso del tiempo, la suciedad, la humedad y otras condiciones climáticas, así como la vegetación, son algunos de los factores que han conducido al estado actual del conjunto.

El edificio es una manifestación de la transformación de villas romanas, en lugares de culto romanos y, más adelante en iglesias cristianas. El templo se construyó en dos fases. La primera fase de construcción sirvió para levantar una nave con ábside de herradura y cubierta a dos aguas y, después, se transforma en una planta centralizada, cubierta con una cúpula o bóveda de arista. También, disponía de un atrio o vestíbulo propio de este tipo de inmuebles y una piscina bautismal.

Las excavaciones practicadas en 1967 revelaron un estilo constructivo de época romana tardía que se compara con el de la muralla de León. Los restos aparecidos en dos tumbas, a la entrada, unos pendientes de plata de finales del siglo IV o principios del V y una copa de vidrio de esa misma época revelan una segunda fase en la construcción. Por otro lado, las cerámicas y los canceles visigóticos significan que el templo siguió usándose más adelante. Está documentado su uso hasta los siglos X y XI.







Este artículo proviene de Portal de Villaturiel
http://www.villaturiel.com